Kitsch


El desnudo históricamente ha sido una temática muy controversial; no obstante, la historia del arte junto a la industria cinematográfica ha contribuido con el decursar del tiempo a ir esfumando esos tabúes en los que hoy se encuentra enfrascada alguna parte de la sociedad.

Rompiendo límites, cruzando los bordes y ampliando los márgenes del arte, esta representación pone a dialogar a ex profeso, y sin ningún tipo de controversia, la imagen más kitsch del desnudo masculino, con las propuestas más contemporáneas. Con ello me refiero a la capacidad que posee esta muestra de presentarse como metáfora de la historia del desnudo a lo largo de su representación – lo cual no es para nada cercano si recordamos que los hombres del paleolítico comenzaron a representarse en las paredes de sus cuevas, sin ningún tipo de indumentaria- en la que con una perspectiva evolucionista se recorre desde las representaciones que pretenden ensalzar el virtuosismo del físico masculino (tal cual los kouroi griegos), hasta la imagen postmoderna del hombre; que se ocupa por mostrarlo de manera creativa, desde perspectivas aéreas, laterales o frontales.

Ya sea a manera de pastiche o de concienzuda reunión, el cuerpo masculino se presenta cargado de una gran densidad tropológica, en tanto se trabaja con la oblicuidad del mensaje y el tropo del cuerpo humano, portador por excelencia de cuanto se desee expresar. Así, a partir de los contrastes tonales, la exacerbación de las texturas y las variadas perspectivas, el signo hombre deviene ícono de masculinidad y simultáneamente, rompe los esquemas convencionales de la estructuras sociales que lo han colocado en la cima de la sociedad, para presentarse como ser extremadamente voluble, recogido en sí mismo, de espaldas a la realidad, o simplemente en actitud de meditación. Esta recolocación del hombre en un nuevo rol desmitificador que se traduce a  un discurso de género, quizá no haya sido la intención primigenia del artista; no obstante, la subversión del signo en una misma serie no resulta para nada inocente ante la mirada de un espectador avispado. Apoyada en este juego de conductas, apuesto con estas fotos por la relectura del desnudo contemporáneo.                       

            Naked on body and soul

           Naked on body and soul
     Naked on body and soul
           Naked on body and soul
                 Naked on body and soul
Anuncios

~ por juanma85 en 3 mayo, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: