“Todos los príncipes no son azules”.


Los colores son infinitos, existen colores puros y hasta mezclas. A través de la historia los príncipes ideales tienen un color: el azul. Pero existen príncipes en blanco y negro, en sepia, amarillos, a lo mejor no son los ideales ni para ti ni para mi pero si lo son para otras personas. El príncipe de mi historia es un arco iris, él tiene todos los colores, él es el más ideal entre todos los ideales. La naturaleza lo hizo así de todas las tonalidades y de todos los matices. Cada color simboliza algo en su personalidad, algún sentimiento que lo hace tan extraordinario y especial.

Mi príncipe es ROJO porque tiene en él la pasión enamorada, el amor renaciente y nuevo. Es un ser apasionado y la vida es su más grande amor. Tiene la virilidad del hombre que ama y es amado. Es ROJO porque sueña con lo imposible y lo hace posible.

Mi príncipe es BLANCO porque lleva la pureza en su alma. Tiene un espíritu transparente y lleno de luz.

Mi príncipe lleva el AMARILLO en la sonrisa. Cada vez que ríe pareciera como si naciera el Sol en un lugar de tinieblas. Ilumina el universo cada vez que deja escapar una sonrisa.

La mirada de mi príncipe es AZUL. Porque es libre, sí es libre, viene y va a donde quiera, camina por la vida tan libre como el mar que viene y va sin tener que darle cuentas a nadie.

Mi príncipe es verde porque nunca se cansa. Porque persevera hasta que triunfa. Porque la esperanza es lo último que se pierde dicen los comunes; mi príncipe es la esperanza personificada.

El lado NEGRO de mi príncipe es demasiado pequeño. Casi no se ve, solo aquellos que logran enfadarlo quizás lo vean.

Mi príncipe es muy especial, resalta entre las multitudes, se eleva por los cielos.

Mi príncipe ha logrado que yo lo ame y ahora no puedo estar sin mi príncipe. Por favor apiádate tú de esta mujer enamorada y no me dejes nunca porque mi príncipe eres tú.

                                                       FIN

Con mucho amor de tu Anita.

el-amor11

Anuncios

~ por juanma85 en 24 enero, 2009.

Una respuesta to ““Todos los príncipes no son azules”.”

  1. Bienaventurados sean los que aman y son amados, los que aman y no son amados, los que no aman pero son amados, sobre todo si en esa maravillosa relación hay un amante color del arcoiris, sea el o ella. Felicidades a ti que eres una de esas, que llevas todos los colores y que no tienes siquiera una pequeña gota de esa tinta negra que a otros malogra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: